La Leche de Almendras para la Salud



La leche de almendras es una bebida muy antigua usada también en la cocina medieval sustituyendo la leche animal. Actualmente se encuentra envasada en el comercio ya sea líquida o condensada. En Italia es una bebida típica de Sicilia, Calabria y Apulia. En este último lugar el producto está reglamentado oficialmente.

En latín se conocía como amygdalate (almendra y leche). Tanto en la cristiandad (apta para el tiempo de la Cuaresma) como en el mundo del Islam (no tiene alcohol) era muy utilizada. El ámbito de uso principal era desde la Península Ibérica hasta el Este de Asia.

Propiedades nutritivas
Al ser un producto totalmente vegetal no contiene colesterol ni lactosa y es apta para la dieta vegetariana. Si se toma sin azúcar, puede servir para adelgazar.

Preparación casera
Se trata de una infusión fría. Para prepararla hay 2/3 de almendra cruda ablandadas en agua durante unas horas (o almendrucos inmaduros) y 1/3 de azúcar.

Después de haber pelado las almendras, se trituran finamente con el azúcar y se pone la pasta obtenida en un filtro de paño de malla grande.

Este filtro con la pasta se mete en el agua y se tiene en infusión como mínimo durante 6 horas. Después se exprime el filtro de tela para recuperar todas las gotas del líquido el cual se vierte en una botella y se pone dentro del frigorífico.

Transtornos en el Comportamiento Alimentario en la Actualidad



Los trastornos de la conducta alimentaria, y Trastornos de Comportamiento Alimentario (TCA) la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y los trastornos por afartament-, así como sus cuadros incompletos y atípicos, son patologías causadas por muchos factores que afectan, en su mayoría , niños, niñas, mujeres jóvenes y, cada vez más, los adultos. Afecta al comportamiento de modo que merma la salud, la calidad de vida y los proyectos de vida de la persona que lo tiene. En casos extremos estos trastornos pueden causar incluso la muerte de la persona que los sufre, por enfermedades derivadas del mismo trastorno o por suicidio.
Los problemas psicopatológicos de la persona con TCA son comportamientos compulsivo-obsesivos que afectan la ingestión y la expulsión de alimentos, necesitan un control absoluto y exagerado de lo que toman y pierden. En un estado determinado, su percepción en la propia figura también empieza a deformarse; así, por ejemplo, una persona anoréxica se ve siempre grasa.


Descripción general

Se caracterizan por alteraciones importantes de la conducta ante la alimentación, con graves consecuencias nutricionales, biológicas, psicológicas y sociales. Son enfermedades psicosomáticas incluidas en los manuales como trastornos mentales. Se producen por diversos factores considerados de riesgo que pueden estar presentes en personas sanas o en personas que presentan otras enfermedades. Por lo tanto, estos factores poco específicos no deberían inducir al diagnóstico, pero sí en el análisis de la situación de la persona.
Estos trastornos producen alteraciones biológicas y psicológicas importantes en las personas enfermas y también los ocasionan un proceso grave de desadaptación al entorno, que los aísla de las amistades. La familia sufre intensamente la enfermedad porque ve modificados sus hábitos y sus relaciones y, como consecuencia, tiende a la desorganización. Generalmente, es necesaria la ayuda terapéutica. Para hacerle frente hay varios tratamientos que pueden ser eficaces aunque, en la mayoría de los casos, suelen ser largos y complicados.
Los trastornos de comportamiento alimentario más habituales en la sociedad europea actual son comer compulsivamente, la anorexia, la bulimia y la ortorexia.

Tipología

Anorexia nerviosa
Artículo principal: Anorexia nerviosa
La anorexia empieza por no gustarse a uno mismo, no aceptarse como persona y de querer ser perfecto y hacer todo exactamente como es debido, ya que asumen que, tal como son no gustan ni pueden gustó ni ser amados, aunque será más difícil si tienen un pequeño defecto. Son personas introvertidas, que tienden a aislarse, exigentes, perfeccionistas y con una gran fuerza de voluntad y capacidad de esfuerzo. Por un lado empiezan siguiendo al pie de la letra todos los consejos que encuentran sobre dietas desintoxicantes, ejercicios, hábitos saludables, etc. que hacen todos a la vez y siempre pensando que deben estar más delgados. Además, asocian la delgadez en busca de la perfección y de la felicidad. Cuando la enfermedad ya está avanzada se produce una distorsión de la imagen corporal: la persona se ve gorda aunque no sea así. Para estar delgada, linda poco a poco la cantidad de alimentos que ingieren; ya veces se provoca vómitos, utiliza productos adelgazantes, laxantes y diuréticos, o hace ejercicio físico excesivo.
En la mayoría de casos las personas afectadas sufren una distorsión importante de la percepción de la propia imagen corporal: se perciben con mayor volumen de lo que tienen y presentan una intensa miedo no sólo al sobrepeso sino también a tener un peso normal.

Bulimia nerviosa

En la bulimia, la persona que la padece no tiene ningún control en lo que come, lo que provoca episodios en que la persona come grandes cantidades de cualquier tipo de comida sin darse cuenta ni poder parar, y cuando se da cuenta siendo una fuerte culpabilidad debido a esto. Después puede querer "compensar" provocándose el vómito o abusando de laxantes y diuréticos. Muchos de los síntomas de la bulimia son compartidos con los de la anorexia; de hecho, del 30% al 50% de los adolescentes bulímicos también cumplen los criterios de la anorexia nerviosa al inicio de su enfermedad.
Los síntomas se centran en tres aspectos esenciales: El sentimiento de pérdida de control y el descontrol, la presencia de conductas compensatorias para evitar el aumento normal de peso que provocan los atracones y la preocupación intensa y persistente por el peso y la figura, que puede llevar a los enfermos a autoevaluarse exclusivamente en estos términos ya fijar la autoestima en función de ellos.

Trastorno por atracón

El trastorno por atracón o comedor compulsivo, la persona que lo padece presenta periodos de voracidad coincidiendo con momentos de estrés o ansiedad, pero sin que, como ocurre con la bulimia, realice conductas compensatorias purgativas, aparte del hecho de que con frecuencia suelen estar permanentemente a dieta. El problema principal de este trastorno es que puede evolucionar a otros tipos de TCA con más repercusiones para la salud.

Ortorexia

La ortorexia es un comportamiento obsesivo-compulsivo por la comida sana. Las víctimas de esta enfermedad creen que comiendo sólo alimentos que catalogan como biológicamente puros (cultivados sin pesticidas, alimentos sin aditivos, sin conservantes ni colorantes, cortados y cocinados de una determinada manera y con unos utensilios y recipientes particulares) obtendrán todo tipo de beneficios físicos, psíquicos y morales, lo que les suele llevar a una dependencia similar a la de cualquier adicto a las drogas. Tienen tanto miedo a los alimentos no puros que prefieren no comer nada antes de probarlos ne'n uno. Es el TCA que afecta a una mayor proporción de hombres. La ortorexia no debe confundirse con la vigorexia, otro trastorno mental.

Obesidad infantil

La obesidad infantil de causa conductual por adquisición de malos hábitos alimenticios y por ausencia de una educación alimentaria correcta en los adultos se incluye entre los trastornos de la conducta alimentaria que las pautas de prevención de la anorexia y la bulimia nerviosas son semejantes a las pautas de prevención de este tipo de obesidad infantil. Por otra parte, es el trastorno alimentario más frecuente entre los niños.

No especificados

Los trastornos de la conducta alimentaria no especificados (TCANE) son un grupo heterogéneo de conductas que incluyen las de anorexia y bulimia nerviosa que no cumplen todos los criterios diagnósticos y, también, las de los llamados comedores compulsivos, comedores nocturnos, personas con vómitos regulares , con complejo de Adonis, con ortorexia, etc.


Sociología

Los trastornos de la conducta alimentaria no son nuevos: han estado presentes a lo largo de la historia. Pero en nuestros días parece su frecuencia cada vez mayor, o en todo caso cuando existe una mayor preocupación respecto a ellos. El modelo actual de belleza impone un cuerpo cada vez más delgado, y el mercado se encuentra invadido por infinidad de productos dietéticos, que generan grandes beneficios económicos a costa de hacer muchas personas esclavas de su cuerpo. El interés médico por la bulimia nerviosa no se inició hasta los años 70 del siglo XX y la ortorexia no se describió por primera vez hasta el año 1997.
Afecta sobre todo a las mujeres frente a los hombres, especialmente en edades muy jóvenes, adolescentes y niñas. Cada vez proliferan más las revistas con imágenes femeninas demasiado delgadas y acompañadas de múltiples dietas, productos o soluciones para adelgazar. El modelo de belleza actual impone cada vez un cuerpo más delgado. Este modelo estético no coincide con un patrón saludable. Así, la población, en lugar de preocuparse de ver si tiene una alimentación equilibrada y saludable, se dedica casi en exclusiva a conversar sobre lo que engorda o no engorda.
En el año 2000 el Colegio de Farmacéuticos de Barcelona realizó un encuesta sobre comportamiento alimentario a más de 2.300 niños de edades comprendidas entre los 11 y los 13 años. En este estudio se detectó que el 24% de chicas y un 19% de chicos había hecho dieta para adelgazar, y que un 21% de chicas y un 18% de chicos había el ejercicio físico con el solo objetivo de perder peso . Dos de cada cinco niños y niñas querían estar más delgados.

Causas

Los factores causantes de los trastornos de comportamiento son una combinación de elementos biológicos (predisposición genética y biológica), psicológicos (influencias familiares y conflictos psíquicos) y sociales (influencias y expectativas sociales). La insatisfacción corporal es una característica necesaria para la aparición de estas enfermedades. También se puede relacionar el inicio de un TCA con la no aceptación de los cambios corporales durante la adolescencia, con un cambio rápido de peso, con cambios importantes en la vida, con complejos referentes al físico o con problemas de relación. En los casos de la anorexia y de la bulimia se sabe que el 80% de los casos aparece cuando se comienza una dieta de adelgazamiento sin ningún tipo de control profesional. Otras conductas alimentarias consideradas de riesgo entre los adolescentes son picar entre horas, consumo de comida rápida, consumo excesivo de golosinas dulces y "snacks" salados, y saltarse comidas. Parece que en verano, cuando se cuerpo es más a la vista y la rutina diaria es más fácil de romper, es más fácil que empiece un TCA. Se estima que un 40% de TCA comienzan en verano y es en esta época cuando también aumentan las visitas a los centros de rehabilitación. Las alteraciones de la conducta alimentaria también pueden considerarse consecuencia de una autoestima herida frente a la que la persona reacciona compulsivamente con un comportamiento adictivo inconsciente resultado de los efectos de la persecución inútil de metas inalcanzables. Las personas con estos trastornos tienen en común el desprecio a su imagen corporal ya ellos mismos como personas.

Prevención

Los hábitos saludables en la alimentación de la familia son muy importantes para evitar el riesgo de sufrir un trastorno alimentario (dietas completas, equilibradas y en compañía). Al menos una vez al día, para comer o para cenar, debe reunirse en familia para compartir la comida. También hay que se fomente el espíritu crítico frente a las exigencias de la moda y la valoración exagerada de la apariencia física.
En este sentido se puede difundir el vídeo que en julio de 2012 registraron diferentes personajes del mundo de la cultura y del periodismo apoyando la plataforma "Motivos para dar la talla" que está realizando la campaña "Vístete de autoestima "para fomentar una imagen corporal positiva entre los adolescentes y los jóvenes.
En Cataluña, hay creada una mesa de diálogo para la prevención de los trastornos del comportamiento alimentario en el que participan las Administraciones Ayuntamiento de Barcelona y Generalitat desde varios departamentos, Empresa y Empleo y Salud, la Universidad Autónoma de Barcelona, ​​varios centros hospitalarios Hospital clínico y Hospital de la Santa Cruz y San Pablo, las Asociaciones de Pacientes Asociación contra la Anorexia y la Bulimia y la Fundación Instituto de Trastornos Alimentarios, la Academia de la TV, el CESICAT, el IMA y la Confederación de la Industria textil. La tabla pretende abordar el problema desde todos los sectores.

Tratamiento

El tratamiento de los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) se suele llevar a cabo por equipos multidisciplinares de profesionales especializados que debe adaptarse a las características de cada persona. Debido a su origen multicausal, la terapia debe incluir medidas encaminadas a resolver las posibles complicaciones orgánicas, un plan de recuperación de peso en caso necesario, psicoterapia y, en algunos casos, medicación. El tratamiento puede ser ambulatorio o, si la enfermedad está muy avanzada y necesita intervención drástica, hospitalario. Es imprescindible enseñar de nuevo a comer ya llevar general una higiene y unos hábitos de vida normales y saludables.
Es importante detectar el TCA lo antes posible. Según un estudio realizado en Cataluña en el año 2000 sobre 470 personas, la media de detección está situada en dos años y medio después del inicio. Una vez han transcurrido tres años, el TCA ya está cronificado y, por tanto, el tratamiento será mucho más largo, con una media de seis años de duración.

Incidencia

La anorexia y la bulimia afectan a un 90% de mujeres y un 10% de hombres. Se estima que el 4% de las mujeres adolescentes y jóvenes muestra algún tipo de trastorno de la conducta alimentaria, y el 20 % de este sector de la población aparece como "grupo de riesgo". Además, la anorexia y la bulimia se presentan en edades cada vez más precoces o en edades medias en mujeres adultas.
En Cataluña, en 2002 la anorexia nerviosa y la bulimia afectaban al 3% de la población de entre 12 y 24 años. En total en Cataluña hay 36.400 afectados de trastornos del comportamiento alimentario, de los cuales 8.000 son chicas con edades comprendidas entre los 12 y los 18 años. El 12% de afectados son menores de edad. En los últimos años se ha producido un aumento significativo de afectados de entre 30 y 40 años. Según un estudio realizado en 2006 por la Asociación contra la Anorexia y la Bulimia (ACAB), en cola Colaboración con la Fundación Vivir y Convivir de Caixa Catalunya, en 8 años se habían duplicado el número de afectados, que habían pasado del 3% (1998) al 6% (año 2006).
En España, en 2002 los trastornos de comportamiento alimentario afectan 350.000 personas, un 4,8% de los cuales son adolescentes.
El conjunto de Europa, Estados Unidos y Canadá, la prevalencia de los trastornos de comportamiento alimentario oscila entre el 1% y el 4% en adolescentes y mujeres jóvenes. La bulimia nerviosa es más común que la anorexia. Así, el 1% de las mujeres de entre 15 y 30 años sufren anorexia y el 5% bulimia.

La anorexia nerviosa

La anorexia nerviosa es una forma anorexia que consiste en un trastorno del comportamiento alimentario muy grave, que incluso puede causar la muerte, caracterizado por una voluntad extrema de controlar todo alimento ingerido que a menudo, aunque puede comenzar con motivaciones de disfrutar de una buena salud, de la aparición de pudor, desagrado e incluso asco con el hecho de comer (llevarse cosas a la boca, masticar, tragar) o ser una persona perfecta en todos los aspectos, termina en una reducción progresiva de comida ingerida, y por tanto de ingreso de energía en el cuerpo, que provoca una pérdida progresiva de peso. Se produce típicamente a personas que sufren una fuerte presión ambiental y autoexigencia, a menudo acompañada de soledad y carencias afectivas.

Algunas características de esta conducta pueden ser determinadas por pautas particulares de manipulación de alimentos. En algunas personas puede ser provocada, al tiempo convertirse en una consecuencia de la enfermedad, una intensa miedo al aumento de peso. Algunos han considerado que el término anorexia es equívoco porque significa pérdida del apetito, sin embargo, las personas con anorexia acaban perdiendo completamente el apetito y ya desde los primeros momentos pierden el placer del gusto y de la gastronomía. En algunos casos, la persona que la padece puede desarrollar otras conductas autodestructivas y de alguna manera objetivadas a extraer materia del propio cuerpo, como sacarse pestañas, pelos o cabellos, rascarse excesivamente o sacarse pieles, o usar laxantes desmesuradamente, induir- al vómito. En este último caso, la persona sufre además bulimia, una enfermedad muy relacionada con la anorexia. La anorexia también puede presentarse en comorbilidad con otros trastornos afectivos, psicológicos y psiquiátricos, como estados de ansiedad o depresión clínica.

Un médico la diagnostica comparando los síntomas y lo que ve o escucha con los criterios que da el DSM-IV o Manual de la asociación Americana de Psiquiatría o bien el CIE-10 de la OMS, por ejemplo.

Etimología

El término anorexia proviene del griego y está formada por la partícula a / an (negación) más la palabra Oregón (apetecer).

Características

Se caracteriza por la aversión obsesiva a la comida, que se traduce en terror a engordar, distorsión de la imagen del propio cuerpo, falta de reglas y actitud de aparente indiferencia o negación del problema (puede ser dentro de juegos psicológicos). Se traduce en un peso inferior al 85% del considerado normal. Son frecuentes los ayunos prolongados, las dietas rigurosas, el ejercicio exhaustivo y el abuso de laxantes, diuréticos y medicamentos que supuestamente ayudan a no pasar hambre o interferir la absorción de alimentos.
Últimamente, se ha discutido ampliamente este tema, ya que determinadas actitudes modernas como llevar la ropa cada vez más apretada o la aparición de modelos de pasarela cada vez más delgadas puede influir negativamente en el ánimo de muchas jóvenes que intentan conseguir el cuerpo perfecto que la sociedad parece que pide. Según muchos psicólogos, la solución a este problema es educar a la juventud para que aprendan a escapar de esta moda basada en la obsesión por una figura delgada y enseñar a la gente a ser feliz con su propio cuerpo.

Causas

La anorexia nerviosa no sólo consiste en dejar de comer por miedo a engordar, también supone no gustarse a uno mismo, no aceptarse como persona. Se asocia la delgadez en busca de la perfección y de la felicidad. Por eso las personas afectadas limitan la cantidad de alimentos que ingieren. Se trata, generalmente, de personas introvertidas que tienden a aislarse. [2]
Además de la influencia en personas sensibles a la necesidad de reconocimiento de los mensajes y valores de la sociedad respecto a la figura corporal ideal, la tendencia a la adicción también es un factor importante. La anorexia se puede entender como un comportamiento adictivo inconsciente a causa de una autoestima herida como consecuencia de la persecución inútil de metas inalcanzables. Sería al principio un mecanismo de defensa no racional para no hacer consciente el fracaso y dolor asociado que representaría darse cuenta de la enorme diferencia entre el ideal impuesto por la sociedad. La mayoría de personas anoréxicas reconocen que su estado de desnutrición es adictivo porque satisface una necesidad emocional importante, como por ejemplo el autocontrol o la asexualidad, y los hay que para aliviar la tensión nerviosa o el estrés.
Así, el inicio de la anorexia se relaciona con la no aceptación de los cambios corporales durante la adolescencia, con un incremento rápido de peso, con cambios importantes en la vida, con complejos referentes al físico o con problemas de relación. Hay que decir también que cuatro de cada cinco casos aparece cuando se comienza una dieta de adelgazamiento sin ningún tipo de control profesional.
Cuando la enfermedad ya está avanzada se produce una distorsión de la imagen corporal: la persona se ve gorda aunque no sea así, y como "grasa" para ella es un defecto, intenta alcanzar la perfección y nunca parará de querer adelgazar.

Manifestaciones y síntomas

Referido a la comida:
Prefieren comer solos / -as
Se preocupan exageradamente por el contenido de calorías de los alimentos y por las dietas de adelgazar.
Evitan el consumo de determinados alimentos, especialmente los que llevan más grasa y calorías: dulces, pan, patatas, arroz, garbanzos, judías y otros. Cada día eliminan más alimentos, quedando solamente verduras, frutas y alimentos "light". Pueden incluso evitar los líquidos. Además pueden presentar un interés especial para la nutrición de los restantes miembros de la familia.
Se oponen a comer cantidades normales a pesar de los ruegos, recomendaciones, órdenes y / o amenazas de los familiares e incluso de los médicos.
Vomitan a escondidas después de comer.
Referido al peso:
Se quejan frecuentemente de estar grasas / hueso, aunque se está delgado.
Se niegan a mantener un peso igual o superior al valor mínimo que corresponde a su edad y altura.
Se produce una pérdida importante de peso
Aumentan la actividad física para favorecer la pérdida de peso.
Utilizan diuréticos, laxantes o hierbas adelgazantes
Se les nota la piel seca y pálida.
Trastornos psicológicos:
Presentan agresividad, tristeza y aislamiento de la familia y amigos.
Juzgan su vida bajo la visión de la imagen personal, la belleza, el triunfo ...
Se concentran en los estudios pero con más dificultades que antes.
Presentan irregularidades y pérdida de la menstruación.
Tienen frío y presentan estreñimiento.


Consecuencias

La anorexia afecta a la mayoría de los sistemas del organismo. Por ejemplo, afecta al sistema nervioso causando apatía, irritabilidad y depresión, pensamientos confusos, memoria pobre y insomnio, y se puede producir la muerte por las complicaciones médicas derivadas.  El hecho de no tener suficiente masa corporal hace que las mujeres dejen tener la regla (amenorrea), y si esto ocurre durante bastante tiempo puede volverse irreversible, aunque más tarde la mujer recupere su peso normal y la salud. En los hombres produce problemas de erección. En hombres y mujeres un síntoma de la anorexia es la falta de interés sexual.
La poca cantidad de reservas energéticas puede tener como consecuencias algunos otros efectos, como:
Mayor intolerancia al frío, ya que el anoréxico suele sentir más frío que la media de las demás personas;
Atrofia muscular, ya que los músculos y los tejidos en general necesitan proteínas y nutrientes para regenerarse;
Osteopenia y osteoporosis (pérdida de hueso).
Reducción de la calidad y del aspecto de uñas, piel y cabello; pérdida de cabello; piel seca, amarillenta y cubierta de pelo fino;
Edemas (pies y manos hinchadas);
Anemia, debido a la ingesta insuficiente de hierro y proteínas (aproximadamente una tercera parte de los anoréxicos tiene);
Afectación del sistema cardiovascular: miocardiopatía (el corazón se debilita), aparece bradicardia e hipotensión arterial; [6]
Aumento de la susceptibilidad a infecciones debido a la bajada de defensas por falta de nutrientes o leucopenia (un 50% de los anoréxicos lo padece);
Dolor abdominal en sentarse debido a la pérdida de grasa;
Puede provocar diabetes insípida; [7]
Disminución del tamaño de las encías, menor dureza dental e hipertrofia de las glándulas salivales;
Trastornos hormonales: amenorrea;
Trastornos neuorpsiquiàtrics: anorgasmia y frigidez; convulsiones, pensamiento disperso, parestesias (pérdida de sensación en los miembros).
En casos de mayor gravedad puede haber deshidratación, arritmias importantes, malnutrición grave, shock, y muerte por inanición. En España, la mortalidad por anorexia actualmente se encuentra entre el 5% y el 10% de las personas que la padecen.

Incidencia

La anorexia afecta especialmente a mujeres, aunque el número de casos de anoréxicos hombres está en aumento. [8] Actualmente en España el 90% de afectados son mujeres y el 10% son hombres. [8]
Se trata de un trastorno alimentario tradicionalmente relacionado con adolescentes, pero cada vez se detectan más casos en edades adultas e infantiles. Por ejemplo, en España hay casos de niños y niñas anoréxicos de seis años,  se calcula que alrededor del 6% de la población entre los doce y los veintiún años tiene algún tipo de trastorno del comportamiento alimentario (anorexia u otro) [8] y está en aumento el número de casos de anorexia entre mujeres de veinte y cinco a cuarenta años. [8]
La Asociación Contra la Anorexia y la Bulimia calcula que un 10% de anoréxicos en España tiene al menos un familiar que ha sufrido también un trastorno alimentario.

Anorexia y bulimia

Muchos de los síntomas de la anorexia nerviosa son compartidos con los de la bulimia nerviosa; de hecho, del 30% al 50% de los adolescentes bulímicos también cumplen los criterios de la anorexia nerviosa al inicio de su enfermedad. La anorexia es menos frecuente que la bulimia  y tiene la ventaja que, al contrario de lo que ocurre en un afectado de bulimia (que puede parecer exteriormente saludable, con peso normal), la anorexia puede ser a veces más fácil de detectar por la disminución de peso que conlleva. Se estima que , entre las mujeres adolescentes y yo vas, un 4% sufren algún tipo de trastorno de la conducta alimentaria y un 20% pertenece al "grupo de riesgo".

La influencia social.

En estos trastornos es importante valorar la influencia social que se ejerce, hoy en día, sobre la necesidad de adelgazar.
Por ejemplo, los medios de comunicación encontramos constantemente dietas, alimentos light, aparatos y todo tipo de sistemas para conseguir un cuerpo sin grasas. También, a través de la moda, el cuerpo ideal se ha convertido carecido de las curvas propiamente femeninas y se ha marcado una estética que masculiniza el cuerpo femenino.
Podríamos decir que hay varios consejos para prevenir los trastornos alimentarios:
En estas enfermedades es importante una buena prevención. La misma malnutrición puede deteriorar profundamente la mente de la persona afectada, por lo que cuanto más instaurada está la enfermedad más cuesta de reencontrar el equilibrio; Por ello, cambiar o preservar ciertos hábitos evitará que las personas más cercanas (hijos / as, hermanos / as ...) lleguen a sufrir algún trastorno alimentario.
Comida en la mesa y si puede ser acompañado, mejor.
Evitar tragar cualquier cosa directamente desde la nevera o por la calle, es decir, no comer a deshoras.
Comer con las personas más cercanas nos hará reencontrar la vinculación social, y así conseguir convertir el hecho de comer en un acto agradable.
Rehuir los comentarios habituales sobre el aspecto físico, sobre todo si son negativos.
Dentro de los alimentos saludables, no hacer ninguna limitación y evitar hacer reflexiones sobre dietas o alimentos bajos en calorías, ya que pueden imitar los afanes para adelgazar los padres.

Dieta del mango africano

El mango africano es un árbol originario de las zonas africanas como Ghana o el Congo, el cual da un fruto del mismo nombre el cuál tiene un gran tamaño y buen sabor. En esa zona, se consume mango africano debido a sus propiedades curativas ya que es la única forma que tienen de parar grandes enfermedades como la fiebre amarilla.En realidad las propiedades curativas están en la semilla de la fruta y no en la fruta en sí como muchas personas creen. En Europa se está haciendo cada vez más popular la dieta del mango africano, el cual nos dice que tomar éstas semillas nos ayuda a perder kilos de más. Aunque las semillas naturales sean caras y difíciles de encontrar, existen productos de farmacia a partir de extracto de la semilla los cuáles son bastante efectivos. Si has escuchado acerca de la dieta del mango africano y tienes curiosidad por saber exactamente en qué consiste, has acudido al lugar correcto.

Instrucciones para la dieta

  1. Propiedades de la semilla:
    Vamos primero a ver por qué es tan popular ésta semilla. En primer lugar, es una semilla que te da bastante energía, por lo cual era bastante usado en áfrica para cazar y trabajar en el campo, en segundo lugar, es una semilla que disminuye el apetito, y por tanto ayuda a que comas menos(por lo tanto vas a adelgazar). Finalmente ayuda a eliminar el colesterol malo y tiene grandes propiedades de medicina natural, las razones por la cual tomar ésta semilla adelgaza es porque te quita el apetito y al darte energía el metabolismo se acelera.
    Cómo es la dieta del mango africano
  2. ¿Cómo tomar?:
    La forma de tomar la semilla del mango africano o su extracto es tomar un par de dosis después de cada comida principal(dos semillas o dos pastillas en caso de extracto), es decir, dos al levantarse y desayunar, dos después de comer y finalmente dos antes de acostarse.
    comida saludable
  3. El resto:
    Aunque tomarla por si sola puede ayudarte a perder algunos kilos, su toma debe ser vista como un suplemento de una vida sana y deportista, ya que te ayudará a perder algunos kilos de más.
    1. Eliminación de productos como el azúcar:
      Debemos eliminar los malos hábitos de la dieta, ya que el azúcar y las grasas trans tienen gran cantidad de calorías vacías. Por ponerte un ejemplo, un pastel de chocolate de 100 gramos engorda más que 400 gramos de filetes de ternera. Además evita consumir alcohol y bebidas azucaradas.
    2. Gimnasio y ejercicio:
      Si seguimos una vida activa nos vamos a sentir mejor de salud y vamos a ayudar a que se queme mayor cantidad de grasa de nuestro organismo. Empieza de acorde a tus necesidades y a tu nivel de actividad(si eres muy sedentario empieza caminando y si eres activo empieza en el levantamiento de pesas).
    3. Bebe agua:
      En todas las dietas es indispensable el consumo de grandes cantidades de agua, he dicho agua, es decir, que no vale sustituir el agua por líquidos como zumos, leche o batidos. Bebe de 3 a 5 litros al día ya que ésto hará que el cuerpo depure las toxinas y por tanto se vuelva más eficiente en la quema de grasas de nuestro organismo.
    4. No lo hagas muy estricto:
      Muchas personas que están a dieta cometen el error de no comer prácticamente nada, ésto se produce debido a las prisas por adelgazar. Las prisas no son buenas ya que si comemos demasiado poco, al final se nos estropeará el metabolismo y dejaremos de adelgazar. Come 5 veces al día de acorde a lo que necesites(adulto masculino de 80 kilos con el metabolismo normal son 2000 calorías diarias).
      comida

Necesitas

  • Semillas de mango africano o extracto de semilla de mango africano.
  • Acceso a alimentos sanos y posibilidad de realizar un poco de ejercicio.
  • Fuerza de voluntad.

Consejos

  • Cuidado al comprar: Hay mucho listillo que intenta aprovecharse de la popularidad del mango africano, por éste motivo existen tantas falsificaciones en el mercado de éstos productos. Si vas a comprar compra en herbolarios o en páginas de internet que tengan referencias y fuentes fiables con buenas referencias de otros clientes. Puedes preguntar en foros de nutrición o hacer búsquedas en Google sobre esa página y su fiabilidad así como del producto.
  • Efecto Rebote: Toda dieta tiene su riesgo, las personas rebotan porque quieren adelgazar sólo para el verano, luego se ponen a comer mucho otra vez y vuelven a engordar. No hace falta que tomes mango africano toda la vida, pero si debes mantener los buenos hábitos de evitar el azúcar y los alimentos procesados para no volver a coger gran cantidad de peso.
  • Estudio que la avala: Mi defensa hacia esta dieta(acompañada de una vida sana), se debe a que se realizó un estudio que indicó que funcionaba. Se cogieron dos grupos de personas con sobrepeso, al primer grupo se le daba semillas de mango africano y al otro grupo un placebo(algo que no hace nada pero que el consumidor cree que si hace) durante 10 semanas. Al final los que tomaban la semilla perdieron unos 12 kilos y los del placebo como es habitual se mantuvieron en su peso(no seguían más dietas).
Agradecimientos Dar los agradecimientos al departamento de salud y peso doncomos.com que gracias a su conocimiento y experiencia nos ha permitido redactar este artículo con esa formula para hacer la dieta del mango africano y de otra forma habría sido muy complicado tener toda la información para poder redactar un artículo con contenido de calidad e interesante.

Serfimed

Serfimed es un nuevo servicio de financiamiento y mediación para usuarios que tienen problemas en sus negocios y con su economía.

Nos dedicamos a dar servicios de firnanciación y mediación de aquí nuestro nombre de serfimed y queremos aportar todo nuestro conocimiento a nuestros clientes evitando que se encuentren en situaciones económicas comprometidas y puedan tirar hacia adelante sus negocios y ideas sin tener de estar preocupados del acoso de los bancos y centrarse únicamente en lo importante que es su negocio.

Algunos de los miembros profesionales de la empresa en momentos puntuales ayudan a portales de negocio y es en estos portales donde se conocieron y surgió la idea de fundar Serfimed como un negocio para ayudar a otros emprendedores a llevar a buen puerto sus proyectos empresariales.

Si deseas mas información de nuestros servicios poco a poco aquí iremos informando de nuestra ruta y nuestros servicios dando todo el soporte que necesites a tus inquietudes empresariales y de negocio que tengas.

No dejes de visitar esta página cada dos o tres semanas para estar al corriente de nuestras últimas novedades y en el momento en que nuestros servicios ya estén cerrados y sean oficiales no dudes en ponerte en contacto con nosotros que con mucho gusto atenderemos tus dudas financieras y que puedan ser útiles para que tus negocios tiren hacia adelante sin problemas.